ROTH

ROTH
pensamientos

sábado, 22 de octubre de 2011

ENTONCES PREGUNTÓ


 

entonces preguntó si recordaba las veces
que me había acompañado a los médicos
las noches tutelares
los cheques alzados de la usura
y
 entre otras cosas
su viaje
a mis urgencias

sus respuestas
sus lágrimas nunca recobradas
 

los domingos en que escondió el revólver
y se quedó sentada en la puerta
como un perro del amor


 también
(me parece que se le adelgazaba la voz
o que temblaba)
 la peste padecida
las oportunidades
y proyectos abolidos

si recordaba lo suya
que fue cada dolencia
el miserable triunfo
y este desierto
donde el mundo
fui yo y nadie más
y nadie más realmente


le respondí que no
que casi nunca
que mejor no hablar
que últimamente
el cielo se ha acercado

que ya no tengo tiempo

y es cierto

no lo tengo.

2 comentarios:

  1. Acciones sin amor puro, respuesta fatal

    ResponderEliminar
  2. Las personas a veces no sabemos tolerar el no. Y, el amar desaparce si hay factura.

    ResponderEliminar